CRONICAS PSICOLOGICAS DOMINICANA

Home » Blogroll » LA CONDUCTA DELATA LAS MENTIRAS, LAS SIMULACIONES Y LOS ENGAÑOS, ¿EXISTE ALGÚN PROBLEMA?

LA CONDUCTA DELATA LAS MENTIRAS, LAS SIMULACIONES Y LOS ENGAÑOS, ¿EXISTE ALGÚN PROBLEMA?

ARCHIVOS

CALENDARIO

September 2009
M T W T F S S
    Nov »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 10 other followers

TWITTER


LA CONDUCTA DELATA  LAS MENTIRAS, LAS  SIMULACIONES Y LOS ENGAÑOS,

¿EXISTE ALGÚN PROBLEMA?

Por: Dra. Frances Roulet

vozdelasaludmentaldehoy@gmail.com

La mentira es una conducta muy cotidiana desde que el mundo es mundo. Platón expresó en un momento dado que “las cosas en última instancia, están constituida por conceptos.” Entonces, podemos definir que la mentira no es más que una expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, cree o piensa. Y se puede inferir que el que simula y engaña también dice mentiras pues distorsionan los datos de la realidad en la cual se vive. Las relaciones humanas están basadas en la confianza y credibilidad del otro, y cuando recurrimos a las mentiras, las simulaciones y los engaños intensificamos el conflicto o problema, en vez de aplacarlo o solucionarlo. Por lo que éste se convierte en las peores estrategias utilizadas para salir del problema.

En la actualidad, aparentemente, estas estrategias están a la orden del día, pues lo que son los disimulos, las mentiras implícitas o los engaños deliberados se encuentran formando parte de los escenarios en los que transcurren la vida social dominicana. El encubrimiento, la exageración, la falsedad de la información suministrada o la negación de problemas o conflictos son los conceptos que estamos enseñando, y dejando como legado bueno y valido para las próximas generaciones. Claro, y con toda seguridad estas conductas que no forman parte de la ética moral, pueden estar asociadas directamente con diversas causas, a veces patológicas (la evidencia de factores psicopáticos o de algún trastorno de la personalidad como los son la personalidad borderline, narcisista e histriónica), criminológica ( en donde la evidencia de necesidad de violencia o evadir responsabilidades legales) o simplemente adaptativas (conseguir determinados objetivos  en circunstancias adversas), (Rogers, 1977). Por lo que entonces, la mentira pudiéramos entenderla como un mecanismo de reducción de la ansiedad o culpabilidad de algo de lo que no se sienten orgullosos. Resultando en una sobreevaluación de la realidad, que aparece demasiada hespéride y dolorosa de apoyar y soportar. Cuando el mentir, el simular y el engañar lo convertimos en conceptos adaptados a la conducta de una forma compulsiva e impulsiva y aparecen con regularidad se termina deteriorando la credibilidad y confianza, factor para las relaciones con los demás, y para mantener y darle continuidad a la postura, siguen cometiendo errores, siendo descubiertos y generando rechazos. Rechazos que dejan heridas permanentes negativas dentro de la sociedad en que vivimos. La realidad es que cuesta más trabajo el no decir la verdad que diciéndola.

En una investigación publicada en el Journal of Personality and Social Psychology, J. M. Martínez Selva indicó que hay tantas probabilidades de que los mentirosos patológicos sean personas seguras, atractivas y socialmente aceptadas, como de que sean introvertidos, sin embargo, hizo una distinción acerca del nivel de educación. El investigador denotó que aquellos con mayor nivel de educación son más proclives a practicar el engaño, al igual que los que más se preocupan por “el qué dirán.” Reveló que la mayor parte de las mentiras son interesadas: la fabulación se constituye en una estrategia de defensa ante una situación delicada, un problema o la posible desaprobación. Indicó que el mentiroso alberga casi siempre miedo, fundado o no, a que la verdad se sepa, la cual encierra miedo a ser menos que los demás, no conseguir un objetivo profesional, perder una venta, o no lograr un pedido, ser menos atractivo, que no nos quieran, aprecien o respeten, a perder o a no ganar algo.

De acuerdo con Jeffrey Hancock (2003), psicólogo investigador de la Universidad de Cornell de New York, reveló en el análisis final de su investigación sobre la mentira que contrario a lo que se pudiese pensar, las personas mienten más cuando conversan entre sí, es decir, cara a cara (27%) o por teléfono (37%) que cuando se comunican a través de cualquier otro medio, como lo es el correo electrónico (14%). Este estudio mostró notablemente que las personas mienten menos cuando escriben, y no se observó diferencias significativas en la tasa de mentiras en las mensajerías instantáneas (21%) y las interacciones cara a cara.

Hancock, también, expresó que la gente fabula menos cuando se pueden conversar y enfrentarlas con pruebas que podrían comprometerlos en la realidad de la verdad. Si bien es cierto que estas investigaciones han puesto de manifiesto lo que es la conducta de una persona que dice mentiras, simula y engaña, entonces la gravedad expresada por Cicerón “como nada es más hermoso que conocer la verdad, nada es más vergonzoso que aprobar la mentira y tomarla por verdad.” Entonces con éstas famosa expresión pudiese surgir una enorme preocupante, pues en este sentido, la mentira, la simulación y el engaño no sólo está presente en lo que se dice y en cómo se dice sino, en lo que se oculta, en lo que se distorsiona, en lo que se niega, en lo que se construye como real en el sentido de lo que está expuesto como la realidad observada. Y éste sentido expuesto de hace cientos de años, entonces, pudiera estar sosteniendo como la base de la violencia expuesta para ser juzgada por todos nosotros. Y, entendiendo claramente la elocuencia de lo expresado por Friedrich Nietzsche al decir “lo que me entristece no es que me hayas mentido, sino que ya nunca más podré confiar en ti.” Por lo que les dejó reflexionando si en verdad ¿Existirá algún problema en la actual Sociedad en que vivimos? o simplemente somos una mentira, un simulo o un engaño como Sociedad.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: