CRONICAS PSICOLOGICAS DOMINICANA

Home » ATENCION PRIMARIAS PSICOLOGICA » ¿ESCUCHAS Y TE SIENTES BIEN? EFECTOS PSICOLÓGICOS DE LA CONTAMINACIÓN ACÚSTICA.

¿ESCUCHAS Y TE SIENTES BIEN? EFECTOS PSICOLÓGICOS DE LA CONTAMINACIÓN ACÚSTICA.

ARCHIVOS

CALENDARIO

September 2012
M T W T F S S
« Aug   Dec »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 10 other followers

TWITTER


Por: Dra. Frances Roulet

Doctora en Psicología 

Maestra Escuela de Graduados de UTESA

vozdelasaludmentaldehoy@gmail.com

Desde que el mundo es mundo, el ruido siempre ha existido, pero no ha sido hasta el siglo pasado que los investigadores (psicólogos y médicos) descubrieron los efectos nocivos que ha estado provocando en el ser humano. El exceso de ruidos afecta directamente la salud y la salud mental de las personas, y por otro lado, es casi imposible realizar actividades diarias en el medio ambiente sin ocasionar ruidos. Pero existen ruidos que podemos extinguir o minimizar para evitar que afecten nuestra salud mental y salud físico, pues de no hacerlo estaremos teniendo repercusiones en el comportamiento humano al elevarse el estrés y la ansiedad de la personas.

Se ha podido comprobado científicamente que los índices de decibeles sobre los 55 a 60 dBa causan molestias; de 60 a 65 dBa empeora las molestias auditivas, y sobre este margen de índice de decibeles se producen perturbaciones de la conducta humana. Entonces, la contaminación acústica, ha sido definida como aquellas que se genera por ruidos excesivos, innecesarios, molestos e indeseables, provocando por las actividades humanas (tráfico, generadores, músicas elevadas, locales de diversiones, aviones, entre otras) que generan efectos negativos afectando la salud auditiva, la salud física y la salud mental, y por ende, afectando la calidad de vida negativamente de las personas.

La contaminación acústica es un término estrechamente relacionado con el ruido debido a que esta se produce cuando el ruido es considerado como un contaminante, es decir, un sonido molesto que puede producir efectos nocivos fisiológicos y psicológicos en una persona o grupo de personas. Las causas principales de la contaminación acústica son aquellas relacionadas con las actividades humanas como el transporte (tocar bocina innecesariamente, la construcción y reconstrucciones de casas y edificios cerca de viviendas y casas habitadas, las plantas eléctricas, obras públicas, las industrias, entre otras simultáneamente. El riesgo de una disminución importante en la capacidad auditiva, así como la posibilidad de trastornos que van desde lo psicológico (paranoia, perversión) hasta lo fisiológico por la excesivas exposiciones a lo contaminación sónica.

La Organización Mundial de la Salud, [OMS] consideró que 50 dBa como límite superior deseable. Pues, el oído humano tolera hasta 70dBa. Para el 2005 los estudios realizados de la Unión Europea indicaron que 80 millones de personas están expuestas diariamente a niveles de ruido ambiental superiores a los 65 dBa y otros 170 millones lo están a niveles entre 55 a 65 dBa. Es importante hacer énfasis en los efectos de la contaminación acústica porque necesitamos educadores para mejorar la calidad de vida que hoy día se está viviendo en República Dominicana, y que cada día que pasa no entendemos por qué estamos estresados, deprimidos, ansiosos y sintiéndonos mal. La contaminación acústica, no solo afecta los oídos, sino que provoca efectos psicológicos negativos y otros efectos fisiológicos.

Estos efectos negativos no deseados en el comportamiento, la salud mental y física dependen de las características personales, al parecer el estrés es generado por el ruido y se modula en función de cada individuo y de cada situación. Los efectos psicopatológicos a más de 60 dBa producen:

1. Una dilatación de las pupilas y parpadeos acelerados.

2. Agitación respiratoria, aceleración del pulso y taquicardias.

3. Aumento de la presión arterial y dolor de cabeza.

4. Menor irrigación sanguínea y mayor actividad muscular. Los músculos se ponen tensos y dolorosos, sobretodo los del cuello y espalda. A más de 85 dBa:

1. Disminución de la secreción gástrica, gastritis o colitis.

2. Aumento del colesterol y de los triglicéridos, con el consiguiente riesgo cardiovascular. En enfermos con problemas cardiovasculares, arteriosclerosis o problemas coronarios, los ruidos fuertes y súbitos pueden llegar a causarles hasta un infarto.

3. Aumenta la glucosa en la sangre. En los enfermos de diabetes, la elevación de la glucemia de manera continuada puede ocasionar complicaciones médicas a largo plazo.

La Organización Mundial de la Salud en el proceso de reconocer éste problema de la salud mental y salud física entiende que la contaminación acústica provoca efectos psicológicos en los que se pueden manifestar con:

A. Insomnio y dificultad para conciliar el sueño.

B. Fatiga.

C. Estrés (por el aumento de las hormonas relacionadas con el estrés como la adrenalina).

D. Depresión y ansiedad.

E. Irritabilidad y agresividad.

F. Estados de histeria y neurosis.

G. Aislamiento social.

H. Falta de deseo sexual o inhibición sexual.

I. Cansancio crónico.

J. Trastornos psicofísicos.

K. Cambios conductuales.

Estos efectos psicológicos están íntimamente relacionados con las siguientes conductas:

a. El aislamiento tarde o temprano conduce a la depresión.

b. El insomnio produce fatiga.

c. La fatiga conlleva la falta de concentración.

d. La falta de concentración a la poca productividad.

e. La falta o disminución de la productividad al estrés.

Necesito resaltar la importancia que el ruido produce dificultades para conciliar el sueño y despierta a quienes están dormidos.

El sueño es una actividad que ocupa un tercio de nuestras vidas y nos permite descansar y ordenar y proyectar nuestro consciente. Y éste está constituido por dos tipos:

1. El sueño clásico profundo (no REM), y

2. El sueño paradójico (REM).

Los científicos han demostrado que los sonidos del orden de aproximadamente 60 dBa reducen la profundidad del sueño, acrecentándose dicha disminución a medida que crece la amplitud de la banda de frecuencias, las cuales pueden despertar al individuo, dependiendo de la fase del sueño en que se encuentra y de la naturaleza del ruido. Esto incluye que los estímulos débiles sorpresivos también pueden perturbar el sueño.

Los efectos sobre la conducta son manifestados aún mucho más, pues el ruido produce alteraciones en la conducta momentáneos, las cuales consisten en agresividad o mostrar un individuo con mayor grado de desinterés o irritabilidad. Estas alteraciones conductuales se producen a consecuencias de un ruido que provoca inquietud, inseguridad, miedo, confusión o falta de concentración en la mayoría de los casos. En las actividades donde se requiere utilizar la memoria se ha demostrado que existe un mayor rendimiento en aquellos individuos que no están sometidos al ruido, debido a que éste produce crecimiento en la activación del sujeto y esto en relación con el rendimiento en ciertos tipos de tareas, produce una sobre activación traducida en el descenso del rendimiento.

El exceso de ruido hace que la articulación en una tarea de repaso sea más lenta, especialmente cuando se tratan de palabras desconocidas o de mayor longitud. Al educarnos, iniciamos a comprender que cuando existe exceso de ruidos el individuo (sea éste un bebé, niño, adolescente o adulto) se desgasta psicológicamente para mantener su nivel de rendimiento. Este exceso de ruido hace que la atención no se localice en una actividad específico, haciendo que esta se pierda en otro, perdiendo así la concentración y creando confusiones mentales.

El exceso de ruido repercute negativamente en el proceso de aprendizaje y la salud del niño. Al educarlos en ambientes ruidosos, éstos pierden su capacidad de atender señales acústicas, sufren perturbaciones en su capacidad de escuchar así como un retraso en el aprendizaje de la lectura y la comunicación verbal. Todos estos factores favorecen para que el niño se aísle, llegando éste a ser una persona poco sociable.

Otras investigaciones han indicado que las mujeres embarazadas que desde los inicios del embarazo se encuentran en zonas muy ruidosas, tienen niños que no sufren alteraciones, pero si la exposición ocurre después de los cinco meses de gestación, después del parto los niños no soportan el ruido, lloran cuando lo sienten y al nacer tienen un tamaño inferior al normal.

 

CUADRO DE EFECTOS DE LA CONTAMINACION ACUSTICA DECIBELES INICIO DE LOS EFECTOS NOCIVOS DEL RUIDOS EXCESIVOS E INNECESARIOS Y CONTAMINACION ACUSTICA

30 Inicio de los efectos nocivos del ruido excesivo, innecesario o contaminación acústica. Dificultad en conciliar el sueño. Pérdida de calidad del sueño.

40 Dificultad en la comunicación verbal.

45 Probable interrupción del sueño.

50 Malestar diurno moderado.

55 Malestar diurno fuerte.

65 Comunicación verbal extremadamente difícil.

75 Pérdida oído a largo plazo.

110-140 Pérdida de oído a corto plazo.

Las personas que auspician promueven eventos como los eventos sociales, políticos, religiosos, festivales, eventos recreativos, fiestas al aire libre, en centros culturales, clubs sociales o bares ubicados en áreas residenciales que son fuentes de ruidos innecesarios y excesivos, y que por lo general la exposición sobrepasan los 100 decibeles del nivel promedio (50 dBa.) y por lo que el exceso innecesario de ruido le genera en los habitantes del área deficiencias auditivas significativas después de la consistencia de dicho ruido.

 

Se necesita que el Ministerio correspondiente desarrolle emita reglamentaciones y procedimientos ambientales más fuertes que controlen y contribuyan al mejoramiento de la calidad de vida.

Pues en verdad que no solo está afectando a la salud acústica, salud física y salud mental sino que también si observamos afecta la calidad de la educación de todos; pero también la economía, pues hace incidencia a que se devalúe las viviendas o propiedades por los gastos para acondicionarlas; en el área laboral, pues éste exceso de ruido afecta el rendimiento de la tarea laboral, disminuye la productividad, aumenta errores graves por estar en estado de estrés y confusión y hasta puede crear accidentes laborales por confusión o aturdimiento. Aún así, surgen interrogantes de importancia para todos al analizar seriamente la contaminación acústica.

Entonces, podríamos cuestionar que: ¿La contaminación acústica pudiera ser unos de los factores determinante que produce incitación para la violencia que se observa en estos momentos en nuestras comunidades? ¿Pudiera la contaminación acústica ser un factor determinante por la cual los estudiantes Universitarios desertan sus estudios académicos? ¿Pudiera la contaminación acústica ser un factor determinante por la cual existen en estos momentos tantos problemas del aprendizaje en los niños? ¿Necesitaríamos tomar más consciencia? … Pero, ¿cuándo?, ¿de qué forma? y ¿a qué costo?


1 Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: